Estudio Biomecánico de la marcha

El hecho de que el ser humano realice una postura bípeda, es una sus características principales. La mayoría de adaptaciones anatómicas (esqueléticas y musculares) tienen que ver con el mantenimiento del equilibrio. Existen varias teorías sobre el origen del bipedismo, pero una de las mas nombras, es aquella que dice que “una vez que un simio es bípedo, sus manos quedan liberadas para transportar y manipular objetos”. Bien es sabido que un niño que no consigue caminar, tendrá grandes problemas en el desarrollo psicomotriz y de relación con el entorno.

Los trastornos de la marcha, también provoca un problema frecuente en las personas mayores. Son causa de limitación de actividades al perder la deambulación independiente, por lo que la preservación de la marcha es uno de los requisitos más importantes para una ancianidad satisfactoria.

Dinámica de trabajo para una exploración podológica:

  • Exploración biomecánica en descarga: Consiste en realizar un balance articular de todo el miembro inferior (pierana y pie) para valorar la amplitud de movimiento de cada articulación.
  • Exploración biomecánica en estática: Consiste en la valoración de las deformidades que aparecen en bipedestación (de pie).
  • Exploración en dinámica: Consiste en la valoración de las deformidades que aparecen durante la deambulación (al caminar).
  • Este apartado de la exploración es de carácter vital, pues nos da una información real de los posibles trastornos y de la forma en que nuestro organismo compensa esas limitaciones.

En la actualidad, el estudio de la marcha nos permiten determinar las causas del problema y nos ayduará a la hora de instaurar un correcto tratamiento. Esta especialmente indicado en niños para poder realzar tratamientos correctores y en deportistas para disminuir el riesgo de lesiones.